¿Cómo afectan los fármacos en las relaciones sexuales?

Los enfermos con cardiopatía coronaria, normalmente son tratados con fármacos, que, según los casos, pueden llegar a originar una disfunción eréctil. Esta disfunción puede ser tratada mediante píldoras como Kamagra, siempre bajo un riguroso control médico. Determinados fármacos, utilizados como tratamiento para la cardiopatía, suelen ser drogas cardiovasculares que debido a su composición pueden dar origen a un deterioro en la actividad sexual, tanto en el hombre, dificultando la erección, como en la mujer.

Efectos que causan determinados fármacos

Los efectos que causan estos fármacos se dan en el sistema nervioso central y periférico, sistema vascular, además de las variaciones hormonales. Entre los más utilizados por enfermos de estas características, se encuentran los siguientes medicamentos:

  • Los diuréticos. – Pueden ocasionar problemas de erección y eyaculación además de falta de apetito sexual en el hombre, y escasa lubricación en la vagina, en el caso de la mujer.
  • Los betabloqueantes, provocan una reducción de la continuidad cardíaca y en la fuerza de la presión arterial, originando la pérdida de la lívido y provocando problemas de erección.

Impiden mantener relaciones sexuales placenteras

Estos problemas de erección ocasionados por estos tratamientos, impiden mantener unas relaciones sexuales placenteras. Al disminuir el flujo sanguíneo, el pene también se ve afectado, ya que el riego sanguíneo no tiene el suficiente volumen como para estimular una excitación, lo que provoca que las arterias situadas en esta parte del cuerpo no llegan a relajarse y de este modo provocar un aumento del riego sanguíneo.

Píldoras para potenciar la sexualidad masculina

El uso de las píldoras para la potencia sexual masculina, debe ser como hemos dicho anteriormente, siempre bajo un estricto control médico, sobre todo si se sufre cualquier tipo de patología cardíaca. Éste tipo de píldoras están compuestas por una sustancia llamada sildenafil, además de principios activos. Sus efectos pueden ser visibles una hora después de la toma o ingesta, y tendrá una duración de entre cuatro y seis horas. Una vez introducido en el riego sanguíneo, este permitirá que su ritmo aumente, provocando una mayor afluencia de sangre en las arterias del pene. Este hecho dará lugar a que éste tienda a expandirse, provocando la deseosa erección, lo que permitirá mantener unas relaciones sexuales de una forma saludable y duradera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *